La tuna

Informática la Tuna más carismática.

Las cosas cambian, pero no el espiritu. Lo que vives con una tuna, no lo podrás vivir en ningun otro sitio. Los viajes, las personas que conoces, los romances de fin de semana, las caras de las mujeres a las que les cantas una canción, son cosas que se quedan grabadas en tu corazón para siempre. Como también, las personas que comparten contigo esos momentos.

Hace unos años, viviamos los peores momentos de nuestro grupo de amigos, la gente disgregada, rencores absurdos por malas decisiones tomadas a ultima hora, la vida laboral y personal de cada uno, hizo que apenas quedasen dos personas en activo en Informática. Pero hace apenas unos meses, un grupo de tunos, decidimos que las cosas tenían que cambiar, y nos propusimos unas metas, grabar un disco, ir a un certamen importante y aunque todo parecía muy lejano e imposible, las cosas comenzaron a caminar. Comenzamos a grabar un disco, con un repertorio nuevo, con canciones que no se hubieran escuchado nunca en una tuna, mas contemporaneos para acercarnos a un público más actual, y luego surgió la posibilidad de ir a MOJACAR 2012.

Mojacar 2012

¿Qué haceis en la tuna? Es simple, la tuna es un grupo de amigos que se reune para cantar y tocar, beber y alegrar el corazón de las féminas, en nuestro caso 😉 es probablemente la pregunta que más me hacen. Es verdad que en nuestro caso son bastante incomprendidas, pues los tiempos cambian y cada vez es más dificil ver a gente con el traje de tuna tradicional por las calles, sin que haya un evento en concreto. Se echan mucho de menos esos tiempos, en los que podías encontrarte con decenas de tunas en la calle.

Un encuentro mundial de tunas, sonaba terrorifico, apenas eramos 9 becas, 4 pardillos y 2 novatos, la gran mayoría no habia cogido un instrumento nunca o en años. Comenzaron los ensayos y bueno, como siempre los principios fueron dificiles. Pero poco a poco, la ilusión y la cercanía del certamen, nos hicieron avanzar cada vez más.

Fuimos salvando todos los escollos uno a uno, primero los económicos, cuando tuvimos los pasajes, ya sabíamos que no había vuelta atrás, se acercaba la fecha del certamen y las canciones aún no salían bien, es más una de las canciones con las que fuimos al certamen la modificamos incluso apenas una hora antes de subir al escenario.

Y el día llegó, cogimos el avión y tras un largo día de vuelos y trasbordos llegamos a Málaga, donde nos encontramos con nuestras compañeras de la Tuna Femenina de Distrito de La Laguna. Con ellas, agarramos una guagua y tras 5 horas de viaje, nos pusimos en Mojacar, dispuestos a todo.

Lo curioso fue que cuanto más se acercaba el certamen más queríamos ganarlo, al principio el objetivo era ir, luego poder hacer un buen papel, más tarde quisimos estar en la final y al final quisimos ser los mejores del mundo.

Tras un accidentado comienzo en el certamen, con un grupo super duro con Tunas como la de Braganza, o Albacete, y pensando que no teníamos ninguna posibilidad, esa noche nos dieron la noticia, llegamos a la repesca. Los nervios, nos comían y decidimos irnos todos temprano para darlo todo al día siguiente.

El día de la repesca, estabamos todos muy nerviosos, tunas como la de Gran Canaria, Ciencias de Valencia, etc eran duros competidores y bueno, nosotros sólo eramos 15, y muchos de ellos eran cerca de 30 personas. Así que decidimos darlo todo. Daba igual reservarse por si pasabamos a la final, si llegabamos, ya veríamos como solucionarlo.

Tras una actuación, que nos supo a gloria, gracias a la increible acogida del público, a la hora del almuerzo nos dieron la noticia, estabamos en la final. No nos lo creíamos, las lágimas corrieron por los rostros de muchos y muchas compañeras, entre los que me incluyo. De ser una tuna casi extinta a encontrarnos entre las 7 mejores tunas del mundo, era imposible de asimilar.

Llegaba el momento, nos reunimos para ensayar, y las dudas nos asaltaban, queriamos ganar, hacerlo lo mejor posible, y al final lo dimos todo en el escenario, una actuación por la que recibimos halagos de casi todas las tunas presentes, para nosotros ese era el mejor premio. Al final quintos por 0,13 decimas con respecto al cuarto clasificado, y un sueño cumplido.

Ahora, estamos todos más unidos que nunca, y queremos seguir juntos para conseguir mucho más, a veces, es verdad que la vida personal y laboral nos supera y tendemos a dejar lo que es más fácil, pero yo lo tengo claro, hace 6 años tome la peor desición de mi vida, que fue abandonar la tuna y gracias a Pinfli y a todos mis compañeros, he vuelto a recordar lo que se siente al subirse a un escenario y disfrutar de las caras sonrientes y de la calidez del público. Gente que tuvo el valor de subirse a un escenario por primera vez, pero lo mejor es que lo hicimos sin miedo, sin importarnos lo que fuera a pasar.

Ahora, no se que futuro nos espera, pero realmente nos da igual siempre que estemos juntos.

Ninguna Como Mi Tuna.